A destacar:

  • Casco Histórico: Palacio de los Condes de Oñate y murallas. 
  • Fiestas en honor a San Juan Degollado. Agosto.
  • Ruta del Camino de Santiago y GR del Ebro. 

Salinillas nos recibe protegida por las faldas de la Sierra de Toloño y nos espera con el porte de haber sido en otros tiempos referencia para la defensa de Castilla y por sus antiguas salinas que dieron, además del nombre a la villa, fruto salado hasta principios del s. XIX.

Sus murallas se mantienen erguidas casi en su totalidad y aún conserva dos puertas inevitables para la entrada.

Recorriendo sus calles pasamos por el hospital de peregrinos de Santa Ana, del siglo XV y llegamos a la plaza donde nos sorprende la torre de los Sarmientos y Ayalas, del siglo XIV envuelta por el palacio renacentista del Conde de Oñate, arruinados ambos en nuestros días pero que evocan mejores tiempos pasados.

Esta localidad es un hito para los peregrinos que se dirigen a Santiago atravesando las tierras alavesas desde el túnel de San Adrián de norte a sur.

 

 

Casco medievalCasco medieval
NaturalezaNaturaleza

Alojamientos en Salinillas de Buradón / Buradon Gatzaga